La Luz sobre Médanos dorados, junto al mar más azul y el sol más de oro La Luz sobre Médanos dorados, junto al mar más azul y el sol más de oro
  Sobre Mazagón
Mazagón   es   una   localidad   costera   onubense,   equidistante   entre   los   ríos   Guadalquivir   y   Tinto,   nacida   del   bosque   y   del   mar,   con   raigambre forestal   y   marinera   que   auna   en   armónia   una   amplia   diversidad   social,   que   a   lo   largo   de   las   últimas   décadas   han   ido   filtrándose   en   tranquila y   apacible   amalgama   con   la   población   autóctona   del   lugar,   conformando   junto   a   las   familias   de   carabineros,   leñadores   y   pescadores   que habian llegado aquí, los primeros grupos poblacionales del actual núcleo urbano que da lugar a lo que hoy es MAZAGÓN . Dicen   las   crónicas   antiguas   que   Mazagón   es   un   enclave    "donde   el   mar   y   el   sol   se   arrullan   en   un   idilio   permanente".   Una   definición   certera   y fidedigna   que   ya   conocían   sus   primeros   veraneantes.   Mazagón   se   considera   uno   de   los   núcleos   de   la   provincia   con   mayor   tradición   turística ya   que   sus   primeros   asentamientos   se   producen   con   anterioridad   a   la   Guerra   Civil,   con   veraneantes   procedentes   de   su   entorno.   Los primeros   en   percatarse   de   ese   tesoro   virgen   fueron   los   ciudadanos   del   Condado,   casi   en   su   mayoría   de   Bonares   y,   en   menor   medida,   de Rociana,   quienes   'veraneaban'   durante   todo   el   periodo   estival   y   hasta   que   las   labores   agrícolas   de   la   vendimia   reclamaban   su   vuelta,   podían presumir   de   gozar   de   este   entorno   y   disfrutar   de   la   belleza   que   atesoran   sus   amaneceres,   todo   ello   contemplado   mientras   se   recostaban sobre las finas arenas de este lugar de ensueño.  Las   románticas   dificultades   iniciales   se   enquistaron   y   se   alcanzaron   los   años   noventa   con   dotaciones   y   servicios   públicos   decimonónicos, poniendo   de   relieve   la   absurda   demarcación   administrativa   que   provocaba   la   división   de   calles   y   viviendas   entre   dos   pueblos.    Los   primeros vecinos   de   Mazagón,   encontraron   asi,   un   motivo   de   confraternización   dando   lugar   a   un   singular   ejemplo   de   organización   y   movilización ciudadana,   de   donde   nacio   La   Asociación   de   Vecinos   AVEMA    ,   quizas   la   más   numerosa   del   Estado   español   y   que   con   su   actividad   ha   sido capaz   de   dar   cobertura   a   las   necesidades   de   un   pueblo   incipiente:   cultura,   fiestas,   deportes,   asociaciones...   y   una   agrupación   electoral   que, obteniendo representación municipal, ha conseguido paliar muchas de las carencias que se habían venido acumulando.  AVEMA     nació    para    convertir    Mazagón    en    un    pueblo ,     el    que    será    el    ochenta    pueblo    de    la    provincia    de    Huelva,    y    no    por    mero empecinamiento   sino   porque   le   asiste   una   realidad   diferencial   de   sus   pueblos   matrices,   una   realidad   que   se   remonta   a   su   historia   propia   y   se expresa en una idiosincrasia, en una sociedad, en una economía que en nada tienen que ver con las de aquellos pueblos.
Mazagón  /  Sobre Mazagón
| 
|