Espacio Literario

RECUERDOS DE NIÑEZ. de Diego Lopa Garrocho,             
La Luz sobre Médanos dorados, junto al mar más azul y el sol más de oro
 MAZAGÓN

RELATOS

Biblioteca Pública Municipal de Mazagón  CAMARINA

Horario de apertura general: Lunes - Viernes: de 09:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 Verano: Del 1 de Julio al 15 de Septiembre Lunes - Viernes: de 8:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00  bpcamarina@aytomoguer.es 959 37 62 46 959 37 28 05
Horario de apertura:
ACCESO al Catálogo
“No lo leas ahora”. Fueron las últimas palabras que Marga Gil Roësset dijo a Juan Ramón Jiménez, en la casa del poeta en la calle Padilla, de Madrid, mientras dejaba sobre su escritorio una carpeta amarilla. Guardaba la revelación de su amor imposible por él, que la había llevado a una decisión fatal. Marga salió del despacho del escritor, fue a su taller, en el que había trabajado en los últimos meses, y destruyó todas sus esculturas, excepto un busto de Zenobia Camprubí, la esposa de su amado. “No lo leas ahora”… Abandonó el lugar para cumplir el destino que había previsto. Pasó primero por el Parque del Retiro; luego tomó un taxi hasta la casa de unos tíos en Las Rozas y allí se disparó un tiro en la sien.
Ya no puedo vivir sin ti, Juan Ramón
WINSTON MANRIQUE SABOGAL. / EL PAÍS
El conmovedor diario de la escultora Marga Gil, que se enamoró en secreto del poeta y Nobel español, se publica 83 años después de quitarse la vida

COLABORACIONES LITERARIAS

DIARIO DE UN POETA RECIEN CASADO

En este 2016, que casi termina, se cumple uno de los Aniversarios más importantes de la poesía española: el Centenario del libro “Diario de un poeta recién casado”, el poemario más innovador del Nobel moguereño Juan Ramón Jiménez. Encierra en sí la herencia romántica y simbolista de la mejor poesía de finales del siglo XVIII hasta hoy. Este nuevo modo de componer será seguido por toda la poesía española hasta la actualidad. Sin dudas, el “Diario de un poeta recién casado” ha mostrado el magisterio de Juan Ramón en la poesía española del siglo XX de manera indiscutible, influyendo en los poetas de las generaciones más jóvenes que le precedieron e inaugurando un tiempo nuevo para la lírica hispanohablante. Mazagón.org, recomienda a nuestros seguidores y seguidoras la lectura de esta incomparable obra, para que puedan conocerla o volver a disfrutarla y redescubrirla.
100 Años.(1916-2016)
Un poema delicioso de Carmen Martagón Enrique, una gran mujer y poetisa y  que reboza y contagia sensibilidad. Gracias Carmen por tu aporte a este humilde Rinconcito. Carmen Martagón Enrique 8 de enero de 2015   QUE SE VAYAN LAS LAGRIMAS Que se vayan las lágrimas, las noches en vela, los días sin sol, la pena intensa que aprieta el corazón, que desespera... Que se vayan las lágrimas los momentos de duda, las nubes, la tristeza que nubla la razón, que te aprisiona... Que se vayan las lágrimas... que vuelvan las risas, los besos, las carcajadas en días de sol, que te dan vida... Y que vuelvan un día para limpiar los ojos, para llenar la vida de emoción, y que después se marchen, que dejen su sitio a la sonrisa, que dejen su sitio a la pasión. Devuelvanme la risa que no quiero dañar mi corazón, que se vayan las lágrimas, que me niego a vivir sin ilusión. Carmen Martagón © 15 de Enero 2017
A mi abuela Milagros, mis tíos Valeriano y María y a mis primos Dolores, Milagros, Pepa y Curro. No hay mejor camino a recorrer que los alfombrados, desde la nostalgia, por esas HOJA SUELTAS  que van cayendo desde nuestra memoria con el paso de los años, años que suelen engrandecer los recuerdos con la distancia de entrar en las veredas del otoño de nuestras vidas. Mi infancia está marcada profundamente por mis viajes al Faro a visitar a la abuela Milagros, hablo de finales de lo década de los 40 e inicios de los 50, sentimientos que se agrandaron en mi juventud, desaparecida la abuela, con los veranos con mis tíos Valeriano y María y mis primos Milagros, Pepa y Curro. Completé mis vivencias con el Picacho en el año 1965 con mi Servicio Militar en la siempre presente Batería A-15 dependiente del Regimiento Mixto de Artillería número 4 con base en Cádiz.
seguir leyendo Descargar Diario de un Poeta seguir leyendo
LA CARTA QUE NO HAS QUERIDO LEER Quizás porque no me hayas mirado detenidamente no has descubierto en mí lo mucho que te falta. Quizás por quedarte prendido de mi falda no has trepado hasta mi pensamiento. Es cierto que no soy igual que tú, nunca he querido serlo. Soy mujer, me gusta ser mujer, estoy cómoda en mi cuerpo y en mi género. No te quiero igual que a mí, me gustan nuestras diferencias y lo mucho que puedan aportarme, somos distintos, heterogéneos, complementarios. No creo en la superioridad de un sexo, no me mires de reojo, no soy el enemigo, soy la otra mitad del mundo, el reverso de la moneda. Soy la voz callada buscando eco, los versos que faltan en el poema, los puntos que ya no se suspenden en el aire, la vida buscando la vida. La luna que viene a realizar su trabajo cambiando las mareas de los tiempos de opresión. No soy ni tu sombra ni tu almohada, soy tu compañera. Descúbreme en tus vacíos, en tus espacios en blanco que siempre he sabido rellanar, como tú debes aprender a rellenar los míos. Estoy en el tic tac del reloj, en las nubes, en los senderos y en todos los caminos que te propongas andar. No entiendo como no has podido verme, llevamos toda la eternidad tropezando y es hora que nos miremos de frente y nos veamos el uno en el otro. Busquemos un punto de encuentro en el equilibrio y que este nos acerque. El mundo es un puente que se apoya en dos pilares llamados hombres y mujeres y estoy cansada de ser un titán. Somos los platos que equilibran la balanza, colócate en tu sitio sin usurpar el mío, haz que esto funcione aceptando que soy libre y diferente a ti. No contamines mi identidad si no quieres que siga de forma absurda arañando paredes. Soy mujer y como tal reivindico mi lugar en la sociedad. Soy mujer y nunca quise ser otra cosa, no quiero tu sitio, no quiero ser hombre…solo espero  ocupar mi espacio y que se valore mi importancia. © María Luisa Domínguez Borrallo  
En su primera colaboración en nuestro Rincon Literario, disfrutemos de un bello poema de Maria Luisa Dominguez Borrallo. Maria Luisa Dominguez Borrallo 15 de enero de 2017 INTERIORES No me busques en los pantanos de tu vida. Cada cual tiene su fango para hundirse, y un infierno particular donde arder y resurgir del propio fuego. Todas las respuestas están dentro de nosotros, solo que a veces tenemos que arder para encontrarlas. © María Luisa Domínguez Borrallo     15 de Enero 2017
COMO ESCRIBIR BELLOS VERSOS Cómo escribir bellos versos, alma aprendiz de poeta, si tu musa es su ausencia. Cómo ser libre, si su marcha son cadenas que te apresan. Cómo navegar, si ella es el mar y ya no está. Cómo volar, albatros libertario y bohemio, exiliado en la tierra, páramo desierto, si sus besos son tus alas y emigraron hacia algún remoto lugar, como aquellas oscuras golondrinas que ya jamás a su balcón volverán. No puedes, mas podrás, pues aquellas golondrinas, con su revoloteo incesante, hallarán nuevos cristales a los que con su ala, como antaño, llamar. Habrá nuevas musas que ante ti, entre cantos de sirena, emergerán. Habrá nuevos océanos, inmensos, cuyas aguas surcar, como otra vez los vientos al cielo te elevarán, allí donde la melancolía se disipará y las nubes, poesías eternas rezumarán. Pablo Pineda ©
INFIEL Las luces se alejan veloces en el retrovisor. A través de la radio, la voz de Sarah Brigmant, acompañando la musica de Time to Say GoodBye, lo envuelve en un placer de sensaciones. Un cigarrillo olvidado en su comisura izquierda, se consume en caprichosas volutas delante de sus ojos. La noche azulea mientras avanza. Vuelve a recordar, el pasado presente, reciente, cercano, y a preguntarse qué hubiese sucedido, si lo hubiera hecho todo al revés. Mentirse, se le da bien… Aunque sepa de la irremediable verdad y sea consciente de que los caminos que no se recorren, no llevan a ninguna parte. Pero por un rato... eso, deshará sus recuerdos poblados de sombras recriminadoras. Un viaje fugaz a la felicidad, junto al amor prohibido. Que también acabará en cenizas. Como todo. Pedro Camacho ©
Javier Sánchez Durán 28 de Enero 2017 PLAYA ONÍRICA ¡Llegaron los fríos! Hebras de hielo cuelgan de mi ventana. El mar besa repetidamente la playa. Una olvidada muchacha galopa sobre yegua de sal y plata sobre un mar de arena blanda. Tras una ola de espuma alba un joven delfín le aguarda. Tendido en la arena húmeda, junto a la orilla, contemplo un cielo azul, gélido y yermo. Graznan con desespero un océano de gaviotas blancas Javier Sánchez Durán ©