La Luz sobre Médanos dorados, junto al mar más azul y el sol más de oro La Luz sobre Médanos dorados, junto al mar más azul y el sol más de oro

Casa y Muelle del Vigia

Qué Visitar /
 Lugares de interés  / Casa y Muelle del Vigia de la Barra
La   Casa   del   Vigía    se   construyó   a   principios   del   siglo   XX   ,   por   estar   la   canal   de   entrada   al   Puerto   alejada   de   Huelva.   Esta   construcción   tenia   como   objeto   ser   utilizada   por   el   personal que   verificaba   periódicamente   los   sondeos   y   se   encargaba   de   comunicar,   por   línea   telefónica,   todas   las   incidencias   de   la   navegación,   las   observaciones   meteorológicas,   el   estado   de la mar y de la draga Huelva, la disposición de las luces de las boyas, los nombres de los buques que entraban y salían y los accidentes que se desarrollaban en la zona. El   proyecto   de   este   edificio   se   redactó   por   el   ingeniero   director   Francisco   Montenegro   y   Calle    el   23   de   noviembre   de   1904   y   aprobado   por   las   Reales   Órdenes   de   27   de   diciembre de   1904,   9   de   marzo   de   1905   y   1   de   febrero   de   1906.   La   recepción   de   las   obras   de   hormigón   se   verificó   el   24   de   abril   de   1906   y   el   resto   el   13   de   diciembre   del   mismo   año.   El   sistema de   construcción   empleado   se   elogió   bastante   en   su   época,   pues   a   pesar   de   que   la   Casa   estaba   enclavada   en   una   duna   de   arena   finísima,   que   el   viento   arrastraba   con   facilidad,   no   se resintió su estructura ni se produjo perturbación alguna en las corrientes de arena, por estar montada sobre pilares que no presentaban obstáculo al paso de aquéllas. La   obra   de   la   “Casa   para   los   servicios   de   la   Barra”   se   llevó   a   cabo   en   su   totalidad   durante   el   año   1906;   construida   en   la   misma   duna,   con   armazón   y   pisos   de   hormigón   armado, sostenida   por   16   postes,   fue   el   primer   edificio   de   Huelva   y   uno   de   los   primeros   de   Andalucia   en   el   que   se   utilizó   este   material   constructivo.   La   parte   de   hormigón   armado   se adjudicó   a   la   empresa   Hormigón   Armado   de   Sestao   en   concurso   público   por   13.000   pesetas   y   el   resto   de   la   obra   se   construyó   por   administración,   ascendiendo   el   importe   a 18.900,04 pesetas. Existían   habitaciones   suficientes   para   albergar   al   vigía,   a   su   familia   y   al   personal   de   sondeos   y   sus   oficinas,   un   observatorio   desde   donde   se   divisaba   la   Barra,   las   luces   de   enfilación   y gran   parte   de   la   ría   y   donde   se   hallaban   instalados   los   aparatos   meteorológicos;   y   por   último,   culminaba   la   edificación,   un   pequeño   torreón   con   terraza.   A   renglón   seguido,   el   3   de diciembre   de   1906   se   formuló   el   presupuesto   para   la   adquisición   del   mobiliario   y   material   meteorológico   para   la   Casa   de   la   Barra,   aprobado   por   Real   Orden   de   8   de   febrero   de   1907, por un importe de 7.337,20 pesetas. La   edificación   se   utilizó   durante   años   por   el   vigía   para   controlar   la   entrada   y   salida   de   los   barcos   por   la   Canal   del   Padre   Santo ,   a   la   vez   que   el   balizamiento   de   la   ría,   procurando   que las   boyas   no   se   apagaran   ni   se   movieran   de   su   ubicación.   Llegó   a   ser   tal   la   pericia   del   personal   encargado,   que,   simplemente   “a   ojo”,   sabía   del   cambio   de   posición   de   las   balizas   y, rápidamente,   avisaban   a   la   Dirección   para   evitar   un   posible   accidente.   El   turno   del   vigía   duraba   una   semana;   los   sábados   volvía   a   su   casa   y   entraba   un   nuevo   compañero,   sólo   o   con su familia -el costo del vigía, su comida, se le hacía llegar a través de barcos de vapor, destacando en estas labores el vapor Rábida. También   se   usaba   la   Casa   de   la   Barra   por   el   personal   de   sondeo   como   centro   de   apoyo   en   sus   labores   batimétricas.   Los   antiguos   sistemas   de   control   de   las   arenas   de   los   fondos marinos   de   la   ría   han   evolucionado   mucho,   desde   que   se   utilizaba   un   bote   y   unas   cuerdas   con   pesas   para   medir,   hasta   los   actuales   procedimientos   que   emplea   la   entidad   portuaria. Estas   actividades   de   sondeos   duraban   meses   y   las   comunicaciones   con   Huelva   capital   no   eran   fáciles:   por   barco   o   una   carretera   en   malas   condiciones,   teniendo   que   llevar   a   cabo   un enorme   rodeo,   puesto   que   el   puente   del   Tinto   no   se   construyó   hasta   finales   de   los   sesenta.   De   ahí,   que   el   personal   de   estos   trabajos   pernoctara   en   la   mencionada   Casa   de   la   Barra   o en la de los prácticos, cercana a ésta. Hoy,   modernos   sistemas   de   control   de   la   entrada   de   los   barcos   a   la   barra,   que   han   sido   adquiridos   por   la   Autoridad   Portuaria   de   Huelva,   han   dejado   obsoleto   este   sistema   de vigilancia   y   por   supuesto,   la   Casa,   pero   no   por   ello   se   ha   abandonado,   pues   se   trata   de   un   edificio   emblemático   de   la   historia   del   Puerto   de   Huelva   y   recientemente   ha   sido rehabilitado. Frente   a   la   casa   justo   en   la   playa,   está   situado   el   Muelle   del   Vigía    que   fue   construido   en   1964   y   era   utilizado   por   el   Servicio   de   Practicaje   del   Puerto.   Esta   pasarela   fue   derruida   en 2001   por   su   mal   estado   y   en   su   lugar   se   construyó   la   actual,   con   una   longitud   de   105   metros   ,   una   anchura   de   2,5   metros   y   una   plataforma   hexagonal   de   18x18   metros   que   lo remata.   La   estructura   está   formada   por   perfiles   de   aleación   de   aluminio   con   el   pavimento   en   madera   tropical   y   una   plataforma   de   perfiles   de   acero   igualmente   pavimentada   de madera   tropical.   La   barandilla   de   la   pasarela   está   formada   por   postes   y   pasamanos   de   aluminio   que   han   sido   recubiertos   igualmente   con   madera   tropical   de   la   misma   característica de   la   anterior.   Un   bonito   Muelle   que   destaca   por   una   cancela   situada   a   la   mitad   de   recorrido   de   la   pasarela   y   que   dota   al   conjunto   de   un   bonito   aspecto,   que   se   utiliza   en   la actualidad para la práctica de la pesca deportiva.
Don    Francisco    Montenegro    y Calle,    Redactor    y    ejecutor    del Proyecto    de    l a    “Casa    para    los servicios   de   la   Barra”   ,       tomó posesión     como     Director     del Puerto     de     Huelva      el     26     de marzo   de   1902   estando   al   frente del mismo hasta 1930 .
| 
|